De la freiduría directamente a tu domicilio. Uno de los platos por excelencia de la gastronomía sevillana comenzará a partir de este mismo viernes a estar tan sólo a una llamada de teléfono o a un click de distancia. Nace el «Telepescaíto» en Triana, rápido, cómodo y sin largas colas de espera. Se trata del reparto de «pescaíto frito» en cartuchos con el objetivo de que, tras realizar el pedido, en pocos minutos llegue a los domicilios recién hecho.

Este original modelo de negocio parte de un grupo de trianeros emprendedores, del barrio de El Tardón, con décadas de experiencia en el sector del comercio y promoción de empresas. Una apuesta que pretende «incentivar las compras por parte del usuario, acercando el consumidor al comerciante, aprovechando además las nuevas tecnologías y que contribuya al desarrollo sostenible del comercio de nuestro barrio», explica Pascual Bernal, uno de los fundadores. Para ello, trabajan codo con codo con las mejores freidurías de Triana, por lo que la zona de actuación, en principio, y además del arrabal, será Los Remedios y el centro de la ciudad. Aunque no descartan ampliar a otras zonas de Sevilla.

«Nuestra premisa es que los clientes reciban el producto recién hecho. Los pedidos se podrán realizar online -http://guiainteractivaweb.es/-  y a través de centralita -653925756-, todos los días, y la freiduría más cercana a su residencia con la que tengamos acuerdo recibirá el encargo», añade. Para ello utilizarán unas bolsas termo, haciendo que los sevillanos puedan consumir este producto de la manera más cómoda posible.

Y aunque hasta esta noche, a partir de las 20.30 horas, no darán el pistoletazo de salida, el éxito no se ha hecho esperar. Las redes sociales han echado prácticamente humo en estos días previos y ya han cosechado un buen número de seguidores en Twitter: @Telepescaito. Así, tras días de expectación, ya se ha dado a conocer además el secreto mejor guardado: la carta. También, se han ganado la confianza de muchos sevillanos y ya han recibido más de 400 inscripciones mediante su formulario para darse de alta como cliente en el «Club Telepescaíto». «Los gustos son variados, pero del estudio que hasta ahora hemos podido realizar, entre las preferencias de la gran mayoría aparecen el adobo, las puntullitas y las gambas fritas», sostiene Bernal.

Sin duda, los amantes de estas delicias están de enhorabuena con la iniciativa, a priori, pionera en Sevilla. Pero además de recibir en casa estos emblemáticos cartuchos, también disponen de jamón de bellota al corte. «Nosotros queremos colaborar con los comerciantes, y si algún otro quiere que le ayudemos a vender sus productos, esa es nuestra misión», apunta. Una forma de incentivar el comercio y el empleo, ya que además, han creado una bolsa de trabajo para contratar a repartidores.

Con Telepescaíto se dice adiós a freír en casa o a las largas esperas en los establecimientos. Una forma fácil de disfrutar de los cartuchos de buñuelos de bacalao o de choco frito sin moverse de casa. Eso sí, las pizzas y las hamburguesas comienzan a temblar porque, como muchos han apuntado en las redes sociales, este revolucionario servicio se presenta como un gran competidor de la comida rápida servida a domicilio.