La popular Cervecería Europa Internacional ha dejado la calle Luis Montoto tras 25 años de presencia frente a El Corte Inglés para mudarse unos metros más «adentro» del barrio de Nervión. Muchos fueron los ciudadanos que se temieron lo peor al pasar por delante de la que había sido su fachada y encontrársela «desnuda» del mural de azulejos que la adornaba y con un enorme cartel de «Se Alquila» en la puerta.

Pero lejos de echar el cierre, el establecimiento ha abierto unas mayores instalaciones en la calle Benito Mas y Prats número 5, a unos 15o metros de distancia del que era su emplazamiento habitual. Manuel Morillo, uno de los socios de la sociedad familiar que regenta el negocio señala que «el cambio se debe a que necesitábamos ampliar el negocio. De hecho, ahora tenemos 350 metros cuadrados frente a los 70 que disponíamos en el antiguo local y contamos con más servicio y personal para atender a nuestros clientes».

El nuevo local conserva la seña de identidad que hizo tan conocida a esta cervecería internacional, y es la gran variedad de cervezas, tanto de barril como de botellín, que es posible degustar en el establecimiento. Así, los clientes pueden elegir entre diez tipos de cerveza de barril y hasta 70 clases distintas en botellín. «Las hay rubias, morenas y pelirrojas, para todos los gustos», declara el propietario, quien añade que se importan de países como «Bélgica, Alemania, Francia, Estados Unidos, República Checa, Holanda, Dinamarca, Polonia, Argentina o México, aunque también están todas las españolas», señala Morillo. La Leffe roja «es una de las que más suelen pedir los clientes», aunque también se vende mucho «la tipo Weissbiere, hecha con trigo», destaca el propietario.

Aparte de las bebidas, la cervecería Europa cuenta también con una oferta de tapas que supera la centena, un menú los días laborables y, como novedad, se empezará a comercializar «pan-pizzas al horno, nuestra apuesta en el nuevo local». Pero ésta no es la única buena nueva del establecimiento, ya que Morillo declara que «tenemos en proyecto empezar a abrir franquicias y difundir la marca por otros barrios de Sevilla. Es un proyecto a medio plazo todavía, pues ahora mismo estamos muy centrados en asentar el nuevo local».

Por último, y también como primicia, este socio informa de que «en el mes de marzo hemos solicitado la autorización para celebrar una Feria Internacional de Cervezas. Nuestra intención es hacerla en el Prado de San Sebastián, en una carpa de mil metros cuadrados y que estará animada por actuaciones musicales». A la espera de que se terminen de dar las últimas puntadas a esta iniciativa, Morillo se despide «invitando a todo el mundo a tomar una cervecita en nuestro nuevo local y a olvidarse por un rato de los problemas».