Esta mañana ha quedado oficialmente inaugurada la residencia en la que vivirán 26 jóvenes promesas del beticismo. Estos jóvenes estarán repartidos en 9 habitaciones en un ala propia del Edificio Fundomar, de titularidad municipal y que gestiona la Fundación Doña María, a escasos metros de la ciudad deportiva, y donde disfrutarán de una formación integral.

En el acto han querido estar presentes tanto el presidente del Real Betis Balompié, Miguel Guillén, como el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, la delegada de Deportes, María del Mar Sánchez Estrella, el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez y el delegado del distrito Bellavista-La Palmera, Rafael Belmonte, así como el presidente de Fundomar, José Antonio Vázquez.

La residencia contará con un tutor escolar, un preparador físico, una limpiadora y una cocinera. Una de las intenciones del club será que se potencie el departamento de cantera que dirige el moronense José Antonio Gordillo Luna y coordina en el ejecutivo León Lasa Fernández. Su plan estrella es la creación de una residencia al estilo de la Masía del F.C. Barcelona, que asuma el rol del eje vertebrador de la rutina de las futuras estrellas de La Palmera.

El equipo de trabajo que dirige José Antonio Gordillo ha decidido reclutar a un preparador físico que ejercerá de supervisor. Trabajará en la residencia desde las 19.00 horas hasta 08.00 horas del día siguiente, espacio en el que se encargará de fijar los horarios, levantar a los canteranos y preparar su desayuno. La responsabilidad de su desarrollo escolar corresponderá al colaborador Francisco Millán y a los cuatro integrantes del staff de la fábrica: José Antonio Gordillo, Jesús Sánchez, Aurelio Santos y Ángel Luis Catalina.

En sus dependencias, (cocina, varios cuartos de baño, varias salas de estar, habitaciones y jardín), convivirán juveniles, de 16 a 18 años, y cadetes, de 14 y 15 años, que tendrán contacto con sus padres semanalmente y donde uno de los tutores informará puntualmente del rendimiento académico a sus progenitores.

Los horarios tendrán que cumplirlos de manera escrupulosa. Una vez que los jugadores asistan a clase, una cocinera, cuyos menús supervisarán los nuevos nutricionistas, quienes se encargarán de preparar el almuerzo y la cena. Además, una limpiadora controlará el orden de las dependencias del centro. Ya en las inmediaciones de la Ciudad Deportiva, los dos psicólogos recientemente incorporados- Antonio López Cañestro y Federico Alatriste Harrsch- revisarán la fase de adaptación de las incorporaciones.

El Presidente de la Fundación Doña María, José Antonio Vázquez, se siente muy satisfecho de que «gracias a las instalaciones de Fundomar se haya creado un hogar para las jóvenes promesas del Real Betis Balompié».

Por su parte, el Presidente del Betis, Miguel Guillén, ha calificado el día de hoy como muy emocionante para todo el sentir del Real Betis Balompié. «En esta residencia de Heliópolis se instalarán jóvenes promesas del equipo que residan fuera de Sevilla. De esta forma se da un salto cualitativo de las caracolas pasando por un chalet hasta llegar a estas magníficas instalaciones que se encuentran muy cerca del estadio Benito Villamarín y donde los jóvenes no perderán la esencia de su meta».

Además, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, recordó los años en los que vivió en el barrio de Reina Mercedes, cerca de las instalaciones de Real Betis Balompié. «Confío en que los jóvenes se conviertan en futbolistas de primer nivel. No es habitual este tipo de residencias y son un ejemplo para el resto de clubes. El Consejo de Administración ha conseguido demostrar como el Real Betis Balompié, ha sabido superar etapas oscuras». Y ha querido recalcar la importancia de este club  tras conseguir clasificarse para la UEFA en esta temporada.